castellano
euskara
français
português

gergertzen@=.eu

BIOGRAFÍA

SUPERVISIÓN

ESCRITOS

Poesía

Relatos breves

Chistes

Cultura

Espiritualidad

Opinión

Gramática

LIBRO DE DECLAMACIONES

FRASES DE ORO

BIBLIOGRAFÍA

PENSAMIENTO

MÁS

Hoy tengo ganas de caricias,
de tus caricias.

De la caricia de tu voz,
de la caricia de tu frase
selecta
hoy
escogida
por mí.

Al azar.

Por ese azar
que siempre es sabio
y justo.

Como lo es
con las frases que escoges tú
de mi previa selección.

Déjame disfrutar hoy
de la caricia
de tu presencia,
que da sentido,
por fin,
a toda tu previa
ausencia.

Acaríciame con tu
dulzura,
con tu pequeño
gesto
de compartir
conmigo
lo que atesoraste hoy,
sea lo que sea:
una peli,
un libro,
un encuentro,
una conversación,
un paseo
o tu ratito tendida al sol.

Dame la caricia de tu suspiro
de la respiración
que se te corta
cuando te digo
algo tierno
(fofinho)
algo que,
tal vez,
ni entiendes,
pero que está
sobreentendido,
porque
lo intuyes.

Acaríciame con
esos minutos que me pides de más
con tus solo una cosa más
antes de despedirnos.

Acaríciame,
antes que nada,
con tu disgusto
por los minutos
que una perezosa conexión
te ha robado,
nos ha robado.

Acaríciame con un poema
que quiere ser de amig@,
pero,
en realidad,

es reprimirme,
contenerme,
limitarme a serlo
cuando
tu poema
me habla
de mi amor por ti,
del tuyo por mí.
Y lo hace,
de la única forma en que,
al parecer,
lo puedes
soportar:
sin decirlo.

Sin que yo lo diga.

Acaríciame con una canción
que habla de que
piensas en mí.

Rocíame de
esas caricias calladas,
de caricias contenidas
que un día
madurarán
y estallarán
sobre mí.

Porque
ahí estaré
para recibirlas
cuando granen
y
cuando
desgranen.

Siempre estaré
ahí,
acariciándote.

[para disfrutar de la declamación en voz del propio autor de esta obra: http://www.gergertzen.eu/Caricias (declamación).html]

Ger GERTZEN